El ser emprendedor

  • 0

El ser emprendedor

Categoría :Revista

En la actualidad la palabra emprendedor está de moda. Muchas veces se lo asocia a un joven exitoso con una formación profesional determinada. Es por esto que queremos empezar a definir qué es esto de ser emprendedor. ¿Cualquiera puede ser emprendedor?

Mucho se ha escrito sobre el tema. Gran parte de la literatura determina que existen distintos “tipos” de emprendimientos: aquellos motivados por la “visión de oportunidad” y aquellos motivados por la “necesidad de supervivencia”, ambos modelos válidos.

El emprendedor es un actor de cambio, crea valor económico, social y ambiental, que ofrece soluciones a problemáticas o necesidades concretas. La pasión, el riesgo, la incertidumbre, la trascendencia, la innovación, las oportunidades y la ambición son algunas de las palabras que podrían usarse para describir a la mayoría de los emprendedores. Estas habilidades típicas del espíritu emprendedor, son cada vez más demandadas en el nuevo mundo del trabajo, en el que los desafíos y cambios permanentes requieren de personas con liderazgo e iniciativa, capaces de innovar en escenarios cada vez más dinámicos y complejos.

Emprender significa construir y desarrollar una idea propia, ésta debe trascender en el tiempo y ser sustentable. Para esto el emprendedor necesita incorporar conocimientos, competencias y recursos para cubrir las funciones de producción, administración y comercialización que lo transformarán en líder de un emprendimiento o negocio real.

Muchos teóricos coinciden que durante las últimas décadas se observa una creciente atención de los gobiernos y de los académicos en el fenómeno de la generación de emprendedores. Son unánimes en afirmar que el emprendedurismo contribuye al crecimiento económico.

Audretsch y Thurik (2001) señalan que el “surgimiento de nuevas empresas genera crecimiento económico debido a que es un vehículo para la innovación y el cambio y, por lo tanto, facilita los procesos de difusión de conocimientos”.

Kantis H.; Postigo S.; Federico J. y Tamborini F. señalan que “varios estudios en distintos países muestran que las nuevas empresas, especialmente las más dinámicas, son una importante fuente de crecimiento del empleo, de introducción de innovaciones y de canalización de las energías creativas de la sociedad”.

El emprendedurismo puede ser una fuente genuina de generación de autoempleo que necesitamos ayudar a que crezca con la ayuda financiera del Estado y con el fomento de la formación emprendedora en lo que respecta a aptitudes, actitudes y voluntad emprendedora. Proporcionar a las personas habilidades y conocimientos requeridos para la creación de empresas que perduren en el tiempo y que generen valor en la sociedad. Estos son uno de los desafíos de las instituciones y organismos que trabajan en el ecosistema emprendedor, en la cual Mar del Plata no se encuentra ajena.


Dejar un comentario

Lista de correos

Suscríbase a nuestra lista de correos para recibir novedades